Más que una obra de teatro!!!

Viernes 17 julio 2009




"Para Angustias...Consuelo"



Cuando nos enfrentamos a un hecho creativo, en donde el material abordado, es de alguna manera la voz de nuestras historias, de nuestra cadena genética, es el alma lo que se deja en el escenario, se hace carne en cada función, esa historia...y uno rie o llora con todos aquellos seres queridos que nos acompañan, aún sin estar ya.

Ser inmigrante es un hecho intransferible, siempre doloroso, difícil,  los motivos que llevan a una persona a abandonar su terruño son muchos y los momentos históricos diferentes  esto hace que en cada caso los matices de este destino sean distintos.

Lo que si es cierto, que dejar nuestra tierra, entendiendo tierra a nuestras calles, nuestra lengua, nuestras comidas, el tránsito, nuestro paisaje, las reacciones populares, nuestra música, ni hablar de nuestra familia y amigos . Hasta aquellas cosas de las que renegamos...aun ellas...dejamos...y todo este renunciamiento genera un sin fin de emociones muchas veces difíciles de decodificar...

"Para Angustias...Consuelo", tomó una parte de la historia de quienes emigraron a América entre los años 1900 y 1960, que fueron muchos, y que nos marcaron sin duda como pueblo, con sus costumbres, su música, sus comidas, sus miedos y sus dolores.

Españoles, italianos, armenios, polacos....muchos fueron, si bien es cierto que fuertemente fueron españoles e italianos.

Quienes, como es mi caso, fuimos HIJOS de inmigrantes también cargamos una historia particular, nacimos en un país, el nuestro, sin embargo vivimos en otro, en mi caso en una pequeña Galicia.

Inmigrantes que llegaron a estas tierras por el hambre, por la guerra, perseguidos políticos...

Hombres y mujeres obligados a sacar fuerzas de donde les fuera posible, trabajar, trabajar ...tener su casa, criar a sus hijos, que debian ser el orgullo no solo de ellos sino de Galicia.

                                                                                                                                                                                                                         Hombres y mujeres que no dejaron de cantar, aún con el rostro cubierto de lágrimas...cantar y reir para no llorar....                                                                                       ..

Con una lengua a medias, que aparecía en determinadas ocasiones...cuando se reunían entre paisanos, o cuando el dolor o la alegría traía de muy hondo aquella lengua suya....tal vez en esos momentos eran ellos realmente...

Hombres y mujeres, que leían a escondidas aquellas tan esperadas cartas...aquellas cartas que sin importar su contenido los harían llorar, y con el pasar de los tiempos, convertirían aquel...su lugar...su terruño, casi en un lugar soñado, una película de la cual no estaban ya seguros de haber sido actores.

Por eso la posibilidad del regreso era dolorosa, volver...

Muchos ya no estarían, y de estar...otra nueva despedida...

Toda vida bien vivida...es aquella que desafia, que proyecta, que se juega en pos de un sueño, aquella que dignifica y genera admiración.

Esto es la vida de quien emigra, seres que buscan un lugar mejor, pagan su precio, sin embargo esa misma grandeza, les regala con el tiempo una nueva tierra, la elegida...

Y entonces un día se sienten como en casa.

Como hija de inmigrantes, mi admiración y mi agradecimiento...significó para mi tener dos vidas, dos culturas, dos lugares sentidos como propios...

Por esto el "Grupo de los Barcos", rinde un sentido homenaje, con alegría...a toda esta gente...que se animó a soñar un sueño..................

El de la AMERICA!!!!
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: